POR RENATTA SPIN — FOTOS STAFF

Comiendo en casa

Muy cerca del centro de la Ciudad de Guadalajara se localiza Mil Ocho Noventa, un restaurante argentino, donde uno de sus objetivos primordiales además de dar a conocer la extraordinaria gastronomía argentina es hacer sentir a la gente que los visita como en casa.

Angela Plecito es la Chef encargada de la cocina, responsable del menú y parte fundamental para el concepto del restaurante. Angela es originaria de Rosario, Argentina y radicada desde hace más de veinte años en México, país en el cual ha desarrollado una gran experiencia gastronómica.

 

Mil Ocho Noventa se funda con la idea de traer la comida típica argentina con un estilo totalmente casero y mantener vigente la tradición de un asado dominical en familia. El lugar donde está situado es algo fundamental, esta dentro de una casa construida a finales del siglo XIX y terminada a principios del siglo XX. Ubicada en la calle Cruz Verde esquina con Morelos, la casa poseé tanto valor cultural, que para obtener los permisos y el uso de suelo tuvieron que limitarse a algunos aspectos que los responsables de la cultura del estado pidieron mantener o no modificar. Conservando el color del exterior y algunos otros requerimientos, aprovecharon para mantener la escencia de la casa y de la época, donde ahora tanto la estructura como algunos detalles entre ventanas, pisos y algunas puertas, remontan a un tiempo diferente al actual, esto contado  a través de la voz de Carlos Spinosa, gerente del restaurante.

Carlos Spinosa, Gerente general de Mil Ocho Noventa.
Vacio con ensalada

El lugar se ha ido acondicionando y ambientado poco a poco entre amigos y familiares, todos aportan conocimientos, experiencias y gustos particulares que le han dado una personalidad propia a este lugar. Uno de los personajes que se involucro en el diseño interior y la arquitectura fue Raúl López de la Cerda, un diseñador industrial reconocido a nivel internacional.

 

Hay que destacar que para lograr el tipo de recetas que se definieron para el menú, se utilizan en su mayoría insumos locales, aunque hay ingredientes que se importan desde Italia y algún otro país, para conservar la identidad y origen de la cocina tradicional. También hay un cuidado minusioso para mantener la calidad de todos los productos.

La terraza es uno de los lugares favoritos de los comensales.
Soda de la casa de frutos rojos.

Existe una variedad de platillos que va desde la empanada hecha en casa, las ensaladas, ravioles, tartara de atún, hasta los tradicionales cortes. Mil Ocho Noventa tiene la propuesta de cambiar esa idea que tenemos sobre los restaurantes argentinos donde no necesariamente tienes que hacer un gasto amplio para tener una comida completa y de gran calidad, en este caso la calidad supera en la balanza el precio. Para acompañar la comida o simplemente tomar una copa de vino, Mil Ocho Noventa tiene una selección de poco más de 11 etiquetas entre vinos blancos, rosados y tintos principalmente de países como Argentina, Chile, España y México.

Mil Ocho Noventa

Calle Cruz Verde 5, Zona Centro, Guadalajara, Jal.

Entrepan Mil Ocho Noventa.
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Facebook Icon

© Revista CRACK STYLE 2020